Hace más de cuatro años NetherRealm Studios nos trajo Injustice: Gods Among Us, un título con similitudes a Mortal Kombat, pero con el gran atractivo de contar entre sus personajes a los héroes más icónicos del universo DC, juntándolos en una historia superior a las normalmente vistas en los juegos de peleas, hoy, por fin ha llegado a nuestras manos la segunda parte de esta aventura, así que vamos a platicar un poco si vale la pena adquirirlo, o es mejor dejarlo pasar ¡Comencemos!

Injustice 2 trata de mejorar en todo con respecto a su predecesor, tenemos muchos más personajes, algunos bastante conocidos como Super Girl y Robin (Damian Wayne) y otros un tanto más oscuros como Cheetah y Atrocitus, estos nuevos personajes elevan el roster hasta 28 personajes (sin contar los futuros DLC) y aunque perdimos a un par de personajes del juego pasado (Te extraño Nightwing) no cabe duda de que la variedad es un punto fuerte de esta secuela.

En cuanto a sus mecánicas, Injustice 2 es un juego rápido comparado con su antecesor, y se siente una mejora considerable al juego pasado, aunque si jugaste el primero, sabes que esperar. Por otra parte, el gameplay puede verse ligeramente alterado por el tema principal de esta entrega, la personalización de los personajes; después de cumplir ciertos objetivos, el juego te premia con lootboxes, las cuales contienen piezas de armamento para los personajes del juego, mejorando sus stats como si estuviésemos jugando Final Fantasy o Pokémon, esto hace que cada personaje del juego termine luciendo único, teniendo ciertos poderes que lo ayuden en el combate, si eres alguien que le agrada el juego competitivo, no te preocupes, estas mejoras no están pensadas para romper el juego ya qué por defecto se apagan en el modo en línea y solo se activan si ambos jugadores se encuentran de acuerdo, por lo cuál solo van a hacer que tu personaje se vea distinto al resto.

Ahora, para mi uno de los puntos clave de Injustice es su historia (lo cual es algo extraño tratándose de un juego de peleas) y en esta ocasión es más grande, más ambiciosa y todo un espectáculo visual. Para comenzar todas las cutscenes están animadas con gran maestría, lo qué permite apreciar el buen trabajo que todo el apartado visual del juego presenta. Hablando de la trama en si, hemos regresado poco tiempo después de los eventos ocurridos en el primer título, donde un Bruce Wayne cuya identidad secreta es conocida por todos intenta reconstruir Ciudad Gótica y Metrópolis después del régimen de Superman, resulta muy interesante ver como todos los personajes del primer juego cargan con los errores y problemas que se presentaron en la historia anterior, y eso se presta para grandes momentos entre las peleas, aunque claro, al final del día es un videojuego, y no puedes evitar sentir qué la historia busca el más mínimo pretexto para poner a pelear a todos contra todos, a pesar de ello, es un viaje entretenido y aunque no tiene el factor sorpresa con el qué contaba la historia de Injustice: Gods Among Us, si tiene momentos brillantes, y la existencia de dos finales en lugar de uno se presta a la rejugabilidad de la misma.

Hasta ahora todo suena bastante bien, Injustice es un juego con una historia corta pero solida, mecánicas bien establecidas y opciones de personalización casi infinitas, entonces ¿Qué tiene de malo? Un par de cosas en realidad, la más importante de ellas son las micro transacciones, las cuales nunca son bien recibidas en un juego que ya de por si cuesta 1,400 pesos en las tiendas de México. Las Micro transacciones sirven para conseguir las mejores piezas cosméticas y trajes alternos para los personajes, que si bien no son estrictamente necesarias, es muy tentador querer poder vestir a Barry Allen como Jay Garrick o Reverse Flash y no resulta muy agradable tener que invertir dinero o decenas de horas para hacerlo.

La segunda no es algo precisamente malo, pero resulta obvio que esta no es la versión definitiva del juego, igual que con el primer Injustice, se espera que lleguen personajes DLC en los próximos meses (Red Hood, Star Fire, Sub-Zero, etc.) y cuándo por fin hayan terminado de sacar este contenido, es muy probable que surja una edición definitiva del juego, la cuál sea un gran ahorro comparado a comprarlos de forma individual, es por ello qué si no te estas muriendo por vivir la nueva historia del universo DC, te recomendaría esperarte unos cuantos meses para obtener la mejor versión del juego.

Al final del día Injustice 2 no decepciona, visualmente es hermoso, tiene una historia solida, y es un juego de peleas con suficiente contenido, más rápido y con mayor variedad que la edición pasada. No es perfecto, y en verdad me parece una pena que las micro transacciones formen parte de su diseño ahora, sin embargo si eres fan de DC y solo quieres tener un buen tiempo jugando con tus amigos o disfrutando de una historia de Batman contra Superman mucho mejor que la del universos cinematográfico, este juego es para ti.

Mad Men In a Box le da un 8.5 de 10

Comprartir
Siguiente articuloStar Wars: Leyendas.

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui