Hace un par de semanas se anunció qué Tom Holland será el protagonista de la adaptación cinematográfica de Uncharted, y aunque Holland me parece un actor bastante respetable, el elegirlo como Nathan Drake nos habla de uno de los problemas más grandes de las películas basadas en videojuegos, el querer hacerlas exactamente igual que las películas de comics, con tu historia de origen de súper héroe.

Uno de los mayores problemas de convertir una saga de videojuegos en película es qué en los videojuegos la historia no suele ser la parte fundamental de la experiencia, después de todo nadie juega Super Mario Bros para saber más de los traumas psicológicos de Bowser (yo se, los RPG de Mario suelen tener mejores historias, pero entiendes mi punto) y los juegos que si tienen buenas historias suelen ser tramas que se desarrollan a lo largo de 20 hasta 100 horas, por lo cual comprimir eso en 120 minutos suele costar mucho trabajo, esto es sin siquiera mencionar qué el centro de todo videojuego es su interactividad, por todo esto, llevamos mucho tiempo luchando con hacer una película basada en un videojuego qué sea considerada una obra maestra.

Por todo lo anterior, suena casi imposible adaptar una saga de videojuegos a películas, sin embargo, si un videojuego con un videojuego es posible hacerlo y de allí fundar las bases, es Uncharted, la cual es una saga completamente inspirado por un ícono del cine: Indiana Jones, Uncharted toma mucha de la metodología del cine y la aplica directamente a su gameplay e historia, tratando de crear personajes entrañables, una historia de aventura y escenas épicas qué te dejan al borde del asiento, por todo esto considero me parece la mejor franquicia para adaptar a película, tiene todo para ser un Blockbuster de verano sin problema.

Todo esto eran mis pensamientos antes de que surgiera la noticia de Tom Holland como Nathan Drake, por qué ese simple hecho cambia todo, ahora sabemos qué va a ser una historia de Nathan Drake joven, de cómo era su vida en el orfanato hasta convertirse en un ladrón bajo la tutela de su amigo Sullivan, una historia en realidad interesante la cuál ayuda a desarrollar al personaje de Nate durante el tercer juego de Uncharted, pero allí esta el detalle, el tercero juego, esa historia nos la ofrecieron después de dos entregas por una razón, Naughty Dog, el estudio desarrollador de Uncharted, sabía perfectamente qué su primer juego debía enfocarse en Nathan Drake y su mayor aventura hasta el momento, en hacernos simpatizar con su personaje y vivir momentos de acción increíbles, y por desgracia la aventura de Nate como niño no siento que tenga el poder de lograr esto mismo.

 

En verdad espero estar equivocado, aun falta mucho tiempo para qué veamos Uncharted en la pantalla grande, y quizás podamos hablar más cuando tengamos un tráiler y sepamos exactamente cual es la historia que intentan contarnos, pero de momento, mis expectativas no son tan altas cómo cuando escuche qué la película iba a ser hecha, será cuestión de tiempo, con suerte pueda comerme mis palabras y escribir un artículo sobre lo mi error al juzgarla antes de verla y sobre lo increíble qué es la película de Uncharted, pero mientras tanto, sigamos esperando esa gran película de videojuegos qué tanto necesitamos.

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui