Si fuiste niño en los noventas probablemente esto te suene familiar, escuchar la campana que indicaba la hora del recreo en la primaria, salir corriendo al patio y encontrar a varios de tus amigos (o tu ser uno de ellos) jugando un juego de cartas conocido como Yu-Gi-Oh!, Era un juego increíble, lo suficientemente sencillo (en sus primeras versiones) para que cualquier niño pudiera pedirle a sus padres un paquete inicial de cartas, entender como funcionaba, y poder demostrarle a sus amigos quien era el verdadero Rey de los juegos.

La experiencia era asombrosa, y es que Yu-Gi-Oh! no era simplemente un divertido juego de cartas, era un producto Cross-Media; comenzó como un Manga (el cual nosotros como niños jamás supimos de su existencia) y evolucionó hasta llegar a convertirse en un anime, mismo que en México pudimos disfrutar en canales como el 5, volviendo las aventuras de Yugi Moto un fenómeno para todos en nuestro país.

El anime de Yu-Gi-Oh! Fue una experiencia asombrosa para nosotros, era una aventura épica en la que el destino del mundo se definía con juegos de cartas, donde tenías antagonistas increíbles como Maximilian Pegasus y Seto Kaiba, y el protagonista era alguien tan carísmatico como Yugi Moto, pero a la vez tan cool y poderoso como Atem (el faraón que compartía cuerpo con Yugi y lo ayudaba en los duelos).

Yu-Gi-Oh! Hace muchas cosas bien, y lo recordamos con tanto cariño por ello, cada duelo solía ser épico y presentarnos nuevos monstruos, o nuevas formas en las cuales las cartas que cada personaje tenía podían ser utilizadas de maneras creativas, demostrando la inteligencia para crear estrategias nuevas de tu personaje protagónico (No en vano ahora el internet considera a Yugi tramposo, por que realizaba muchas jugadas que nadie había visto antes y que, al menos en el contexto de la serie, eran asombrosas), y no solo era Yugi quien traía cosas interesantes a los duelos con su set de cartas, realmente cada uno de los personajes en la serie tenían una personalidad muy bien definida, la cual podías ver tanto en ellos como en sus cartas, dentro de tus antagonistas regulares podías encontrar un deck de dinosaurios, uno de insectos, uno basado en la suerte, un enemigo que todo su objetivo era juntar las piezas de exodia, el Deck de Kaiba con sus poderosos dragones blancos de ojos azules, o inclusive el Deck de Pegasus, el cual convertía los monstruos de los demás en caricaturas y creaba efectos diferentes para sus propias cartas.

Sin lugar a dudas los personajes en la serie de Yu-Gi-Oh! Original eran increíbles, y esto hacia que ver a nuestro protagonista luchar contra ellos valiese la pena, pero esto solo es la mitad del truco, al final del día, esta es una serie acerca de un juego de cartas, y dichas cartas eran los verdaderos protagonistas, después de todo, hay pocos sentimientos más asombrosos que uno pudiese experimentar de niño que ver al dragón blanco ojiazul de tres cabezas luchar contra Exodia, o a los temibles dioses egipcios pelear entre ellos, eran esos momentos los que hacían todo sus duelos destacar entre todas las series de espíritus/trompos/b-damanes/robots/etc. De la época, nada era tan épico como estos duelos de cartas.

Aunque probablemente tu recuerdes la primera serie de Yu-Gi-Oh! Con todos los personajes de los que ya hablamos, no es la única aventura centrada en este juego de cartas que ha habido, ni de cerca, después de ella tuvimos Yu-Gi-Oh! Gx, la cual se centraba en una academia donde enseñaban a jugar duelo de monstruos, Yu-Gi-Oh! 5ds la cual ocurre en un futuro lejano donde los duelos ocurren en motocicletas; y muchas, muchas más, cada una agregando nuevas mecánicas y conceptos al juego de cartas, ampliando las posibilidades, los personajes, y sobretodo, los asombrosos diseños de sus monstruos.

Por si todo esto fuera poco, este mismo año se ha estrenado una nueva película de Yu-Gi-Oh! Titulada el lado oscuro de las dimensiones, con los protagonistas de la serie original (Yugi y Kaiba) en una nueva aventura por el 20 aniversario de la franquicia, así que, si este viaje al pasado te ha puesto nostálgico y quieres ver más cosas de esta increíble serie, no dudes en checarla. Es momento de desempolvar las cartas y gritar una vez más ¡Duelo!

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui