Después de dos series de películas fallidas de Spider-man era comprensible estar paranoico respecto a un nuevo reboot, en especial después de una mala escena de baile y cierto villano fanboy de un popular color primario; pero ciertamente Homecoming probó ser digna película de tan conocido héroe. Sin dar spoilers puedo decir que:

  • La mayor preocupación de todos fue en vano: La película definitivamente no fue Iron man 4, ya que el tiempo en pantalla del genio, filántropo, playboy, no alcanza ni los diez minutos, probablemente Happy tiene más tiempo en pantalla que Tony.

  • Homecoming probablemente es la primera película del trepamuros que logra manejar adecuadamente múltiples villanos, principal antagonista simplemente fue Adrian Toomes (Birdman… perdón “El buitre”, aunque ni una vez fue llamado así) interpretado por Michael Keaton, que probablemente sea el mejor villano hecho por Marvel hasta ahora, y nos brinda el mejor giro inesperado en este universo; los otros villanos solo fueron utilizados como secuaces, lo cual podría ser visto de mal modo, pero tanto shocker como el chapucero/tinkerer quedaron abiertos para futuras entregas.
Michael Keaton stars in Columbia Pictures’ SPIDER-MAN™: HOMECOMING.

La película logra capturar

  • Peter Parker: En la interpretación de Tom Holland se logra ver claramente “la suerte Parker” (que realmente solo es el apodo que Peter le suele dar a su pésima suerte), está muy presente el humor que el personaje le brinda a casi cualquier parte de su vida y a momentos podemos darnos cuenta de que Peter es un chico listo quien constantemente tiene que decidir entre su vida personal y sus aventuras enmascaradas

  • Vemos a una tía May nada frágil, independiente y que a momentos puede ser estricta, lo que recuerda un tanto a su personalidad en el universo ultimate (pero no físicamente).

  • La relación entre Liz Allan y Peter Parker sigue el camino correcto tomando en cuenta la continuidad principal en los comics.

Pero también hay otros aspectos que ignora completamente como:

  • El sentido arácnido: podría alegarse que en muchos comics Spider-man decide ignorarlo o que en sus primeras aventuras en la “Tierra-1610” no se había percatado para que servía, pero en esta película no hace ninguna mención al respecto, hay momentos en los que esquiva golpes, pero la mayor parte del tiempo solo se encuentra sorprendido por lo que ocurre.
  • No hay ninguna mención sobre el tío Ben: Que no aparezca es algo comprensible tomando en cuenta que lo hemos visto morir un par de veces en pantalla y escuchado el lema del héroe salir de su boca (palabra por palabra o con cierta paráfrasis, a pesar de que en los comics no lo dijó originalmente), pero la única alusión que se hace al personaje y está dicha entre líneas es “No le puedo decir a May, en especial con todo lo que ha pasado”, lo cual es ignorar por completo un aspecto fundamental del personaje y le quita cierta complejidad, realmente no les costaba nada decir El tío Ben aunque fuera una vez o mostrarlo en alguna fotografía.
  • El elenco secundario: Honestamente estaba escéptico con Ned Leeds, pero es de los personajes más agradables de la película, su química con Peter es buena, pero salvo este personaje y tal vez Liz Allan los demás son bastante planos y solo son un personaje adolescente más.

Probablemente Homecoming sea una de las mejores películas de Spider-man hasta ahora, tiene algunos momentos salidos directamente de los comics (y que momentos), mucho humor, nos muestra una nueva perspectiva de un Spider-man sin experiencia y en su mayor parte logra representar el espíritu del héroe. Sin embargo, no es perfecta, hay muchas libertades creativas en personajes bien establecidos, que no siempre están bien justificadas. Por estas razones Mad Men in a Box le da a Spider-man: Homecoming 4.5 cajas.

Pero no solo confíen en nuestra opinión vean la de Spider-man en persona.

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui