Saludos Terrestres, perdonen la ausencia de artículo hace una semana, tuve que dejar el Planeta por motivos de Fuerza Mayor (fui llamado en una misión diplomática xD). En fin sigamos con el cuento.

Me encataría decir que esta historia está próxima a terminar, pero sería una mentira, para entender como llegamos hasta Darth Sidious/Palpatine aún debemos pasar por otros cuantos milenios de información, y hoy toca el turno a un prodigio que cayó muy bajo.

Para el año 4396 BBY, llegó al planeta Ossus, un humano llamado Freedon Nadd solicitando ser entrenado por la Orden Jedi, ellos accedieron, al cabo de un tiempo los maestros se asombraron de la capacidad de este chico para aprender sobre la Fuerza, del mismo modo se sorprendieron del conocimiento y su apertura para obtener balance universal, muchos pensaron que se convertiría en Maestro en poco tiempo.

Imagen de Freedon Nadd tomada de un holocron Jedi.

Sin embargo, el balance de Nadd se rompió cuando llegó el día de la ceremonia del espaldarazo (aquí esto significa la acción de nombrar caballeros a los aprendices), y él no fue considerado para subir de rango. Frustrado fue a buscar consejo de su maestra Matta Tremayne, quien al ser instructora de combate de sable de luz se encontraba repitiendo secuencias en los jardines del Templo, ella no se inmuto con la llegada de su alumno, y siguió practicando, molesto Nadd decidió irse. Tremayne le llamó y le explico que había cosas que no podían ser enseñadas y debían ser vividas, exasperado Nadd decidió autonombrarse caballero Jedi, la Maestra lo retó a un duelo para demostrarle que eso no era cierto. En un momento del duelo, Nadd encontró una apertura en la defensa de su maestra, y decidió asestar el golpe letal, en ese punto se dio cuenta que su maestra bajó la guardia deliberadamente, Nadd intentó detener el golpe, sin embargo, falló.

Enojado decidió huir de Ossus, y convertirse en el mejor hechicero Sith de todos los tiempos, por lo que se embarcó en un viaje hacia el Imperio Sith, llegando al planeta Ashas Ree, encontró el holocron del Rey Adas. Posteriormente buscó en todo el sistema rastro de los Sith originales, sin éxito. Eventualmente escuchó rumores del Sith Lord Naga Sadow y decidió aventurarse a la cuarta luna de Yavin. Al llegar fue atacado por los Massassi, a quienes venció fácilmente, considerándolo digno lo llevaron con el Señor Obscuro del Sith Naga Sadow.

Uno de los Templos de Yavin 4, construido por los Massassi bajo la supervisión de Naga Sadow.

Sadow le consideró un aprendiz adecuado, y le enseño todo lo que pudo…bueno, casi todo; verán un Maestro Sith, no debe enseñarle todo a su aprendiz, ya que de hacer esto, el Maestro se vuelve innecesario y por ende puede ser asesinado. Al percatarse Nadd que Sadow no le enseñaría nada más, decidió crear su propio holocron y desvaneció al espíritu de Sadow, se fue del sistema y fue al planeta Onderon, donde torció las tradiciones de los locales e impuso las creencias Sith en la población, a los que se resistían los exiliaba a la selva del planeta (la fauna de este planeta es particularmente salvaje y peligrosa), con lo que no contaba es que los exiliados domesticarían a los animales y le declararían la guerra, una que duró por siglos venideros. Eventualmente los rumores de Nadd llegaron a la Orden Jedi, y estos despacharon a un grupo de Caballeros para acabar con él y sus aliados, misión que fue concluida con éxito.

Planeta Onderon, esclavizado por Nadd a su llegada.

Y así termina la influencia de Nadd sobre la galaxia…si eso me gustaría decirles, pero no fue así, regresen la próxima semana para saber como procede el relato.

¡Que la Fuerza los acompañe!

 

 

 

 

1 Comentario

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui