Durante la Comic Con Internacional de San Diego de 2017, Nickelodeon anunció la película de la serie animada Hey Arnold! y liberó el tráiler de esta película. Esta noticia nos emocionó a todos los que como yo, somos fans del show y sentimos una gran nostalgia por los programas de los noventas que veíamos cuando éramos niños.

La serie animada fue creada por Craig Bartlett y fue lanzada en el año de 1996 finalizando transmisiones en 2004, y se centra en las aventuras de Arnold, un chico que vive con sus abuelos en la ciudad ficitia de Hillwood, que cuenta con elementos de las ciudades de  Brooklyn, Seattle y Portland. Arnold y sus amigos viven múltiples aventuras.

Esta serie fue una de las favoritas de mi infancia por las siguientes razones:

Nos presenta una multitud de personajes entrañables, algunos con los que todos hemos convivido como el abuelo que nos cuenta historias, el bully de la escuela, la niña fashion, la cerebrito, la chica ruda, el chico cool, el ricachon entre otros y por otro lado nos presenta una enorme gama de personajes excéntricos como el chico del pórtico, el choconiño, el hombre paloma o la abuela entre muchos otros.

Un segundo punto es que nos presenta una ciudad viva llena de historia, como la guerra de los tomates o la guerra del cerdo, y de leyendas urbanas, tanto Gerald como el abuelo nos maravillan a lo largo de la serie con sus historias.

La familia de Arnold, sus abuelos y los inquilinos de la casa de huéspedes viven en una comunidad, y a pesar de sus diferencias en cuanto a cultura o creencias pueden convivir de bastante manera aún con sus desacuerdos.

Los amigos de Arnold que a pesar de sus diferencias se pueden unir para lograr objetivos en común como tener un campo de beisbol, huir de los de quinto grado en el día de la basura o terminar una huelga de profesores.

Nos ofrece personajes que aunque puedan parecer encasillados en un estereotipo, nos sorprenden saliéndose del molde, como Harold el matón adoptando un gatito o Rhonda la chica rica y fresa haciéndose un vestido en base a una cortina de baño, esto nos hace sentir identificados porque nos muestra a personajes más complejos y humanos.

El tema del primer amor es tratado también aquí, tenemos desde el amor platónico por el chico o chica mayor, Ruth Mcdougal o el amor que no uno quiere ocultar actuando de forma agresiva como el de Helga y Arnold, se vale abstenerse cuando se les pregunte si han estado en una situación así.

El señor Simmons como una muestra de que los maestros también pueden ser nuestros amigos y servirnos de guía para que nos enriquezcamos como personas y tengamos entusiasmo por aprender más.

Estas son solo algunas de las razones por las que Hey Arnold es una de mis caricaturas favoritas, esperemos poder encontrar el espíritu de la serie de antaño en la nueva película y que haga honor a esta serie que todos los niños que crecimos en los noventas adoramos.

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui