Parece que fue ayer, pero en realidad, ha pasado un año y unos cuantos días desde que Pokémon Go llegó a los teléfonos del mundo, con un concepto tan simple y unos personajes tan carismáticos que de la noche a la mañana se volvió un fenómeno mundial, no importaba a donde vieras, la gente estaba jugando Pokémon Go, los negocios crecían al tener Poke-paradas, todo el tiempo veías personas en la calle, de todas las edades, esforzándose en volverse maestros Pokémon, haciendo a todos sentirnos como niños otra vez, explorando el mundo a nuestro alrededor como si fuera un lugar nuevo y emocionante… y luego ¿Qué sucedió?

La emoción de Pokémon Go estuvo en su punto máximo dos semanas después de la salida del juego, allí era donde los noticieros hablaban todo el tiempo del juego, cuando tenía más descargas que Tinder y más tiempo de uso que Twitter al día, no obstante, todo ese hype se fue perdiendo poco a poco, en parte por que las modas tienden a cambiar a velocidades impresionantes, también por que Niantic (el estudio a cargo de dicho juego) falló en cumplir todas las promesas que su tráiler había hecho, y así fue como, poco a poco, muchas de las personas que más emocionadas estaban por el juego, terminaron por borrarlo de su teléfono e irse a la siguiente moda, ahora estamos un año después, y pareciera que Pokémon Go ya pasó a la historia, que la gente se cansó y ya nadie lo juega, no podríamos estar más equivocados.

Es cierto que alrededor del 80% de los jugadores que Pokémon Go tuvo en su momento ya han borrado la aplicación, no obstante, aún tiene cinco millones de jugadores diarios, cantidad de gente que la gran mayoría de juegos desearía tener, y son estos cinco millones de jugadores diarios los que hoy en día, después de un año, están disfrutando más del juego, más de lo que ninguno de nosotros pudo, gracias a todas las mejoras que el juego ha recibido.

Una de las principales razones por las que muchos dejamos de jugar fue la falta de cosas que hacer, o lo difícil que era progresar en el juego, después de todo, necesitábamos capturar casi doscientos magikarps antes de poder evolucionar a un gyarados, y si no estabas dispuesto a hacer esa clase de cosas, te quedabas sin actividades bastante rápido, hoy en día no es el caso, tenemos casi el doble de Pokémons (puesto que ya llegó la segunda generación), hay eventos especiales con diferentes temáticas, y las ahora llamadas batallas de jefes, donde se reúnen varias personas en un punto específico para derrotar a un Pokémon muy poderoso (que normalmente legendario) y tras lograrlo, tener la oportunidad de capturarlo; algo similar a lo que pudimos apreciar en el tráiler original de Pokémon Go y nos emociono tanto.

Hay muchas otras pequeñas mejoras que hacen la experiencia más agradable, como que subir de nivel sea más sencillo, te den más puntos por lograr ciertas cosas y el radar de los Pokémons salvajes funcione mejor, etcétera. Sin embargo, la mejora más importante que ha tenido el juego es por mucho la de las batallas de jefes, ya que muestran un aspecto en el Pokémon Go resulta excelente, tienen la capacidad de unir a las personas. Algo que los videojuegos aun no exploran como deberían es el poder de unir a las personas y formar lazos con gente en el mundo real, esto es algo que dichas batallas de jefes logran de manera magnifica, cuando aparece una “incursión” la gente llega a esos lugares en minutos, y se requiere de un equipo para derrotarla, por lo cual tienes a un grupo de gente de todas las edades apasionadas por el juego mientras esperas a que se junte suficiente para enfrentarte a un enemigo en común, lo cual es perfecto para hacer nuevas amistades, además de darle a nuestro mundo un sentido épico, donde un Moltres puede aparecer de la nada y tú tienes la oportunidad de comenzar está misión con otros jugadores para derrotarlo de una vez por todas, algo bastante épico si me lo preguntas.

Al final del día Pokémon Go generó una comunidad a su alrededor, un grupo de fans que se quedaron el año que este juego ha estado disponible, y poco a poco fueron obteniendo su recompensa, nuevos Pokemons, nuevos modos de juego y nuevas mecánicas fueron llegando a ellos poco a poco, y mientras el mundo dejaba de prestar atención a este juego y se mudaban a la siguiente cosa de moda, ellos se quedaron, gracias a ellos es que este juego sigue con vida, y gracias a ellos Niantic sigue trabajando en crear nuevo contenido para el juego, así que, ahora que no esta en boca de todos, quizás sea el mejor momento para regresar a Pokémon Go, y ser parte de está épica aventura, que al parecer seguirá por mucho, mucho tiempo.

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui