Para continuar con nuestro viaje a través de la historia Sith, debemos tomar un ligero desvió y enfocarnos en un personaje que se convirtió en un jedi de manera inesperada, y que jugo una parte muy importante durante los eventos que vieron nacer a 2 nuevos Señores Obscuros de los Sith. Su nombre es Nomi Sunrider y estos son sus primeros pasos.

Nomi Sunrider.

Lo único que se sabe de Nomi antes de que se casará con el Jedi Andur Sunrider (quien le informo a Nomi que ella también era sensible a la Fuerza) es que su apellido era Da-Boda y que su hogar era el planeta Darada, posteriormente se mudaron al planeta H’ratth donde su esposo continuo su entrenamiento Jedi y donde nació su hija Vima. Una vez que su esposo aprendió todo lo que pudo de su maestro Jedi, este le indico que debía ir al sistema Stenness a recibir entrenamiento del maestro Jedi Thon, como obsequió para Thon, su maestro le dio una caja con cristales Adegan (excelentes para construir sables de luz).

De izquierda a Derecha Vima, Nomi, y Andur Sunrider y su droide A-3DO.

Con los cristales en mano (ahem caja), Andur juntó a su familia (que incluía a un droide), y salió hacia el sistema Stenness, haciendo una escala en la estación Hiperespacial que orbita por arriba del planeta Ambria, por desgracia la familia fue escuchada hablando de las gemas que llevaban, y fueron atacados por una pandilla de criminales, que le quitaron su vida al inexperto Andur. Sin embargo, Andur transformado en un fantasma de la Fuerza le indico a Nomi que utilizará su sable de luz para defenderse. Sin mucho esfuerzo Nomi pulveriza a la pandilla. Alentada por su difunto esposo, Nomi siguió con su camino hacia la superficie del planeta.

Al aterrizar, Nomi le encargó a su droide A-3DO cuidar la nave, ella con su hija en brazos decidió adentrarse en el desolado planeta, en su camino se encontró con un lago que parecía murmurar (ya que era fuerte en el lado obscuro) y que la inquietó bastante, afortunadamente para ella, también escucho una vez que la tranquilizo y que le indicó siguiera caminando, y que siguiera a una manada de criaturas hasta que eventualmente llegó a una casa. Un Jedi (Oss Willum era su nombre) montado en una criatura acudió a su encuentro, quien la invitó a su refugió, dentro del refugió Nomi contó los acontecimientos recientes, hasta que fue interrumpida por su interlocutor, cuando este sintió que estaban atacando al ganado. Al salir se llevaron una enorme sorpresa cuando se encontraron con el único sobreviviente de la pandilla y otra al descubrir que trabajaba para Bogga el Hutt quien había ido personalmente a conseguir las gemas. Willum luchó valientemente, pero fue herido, cuando su muerte parecía inminente, la criatura en la que iba montado acudió en su rescate, ahuyentando a los atacantes. Esta criatura resulto ser el maestro Thon.

Oss Wilum montado en el Maestro Thon sale al encuentro de Nomi y Vima Sunrider.

Nomi pasó meses en Ambria sin recibir entrenamiento alguno, ya que el Maestro Jedi sabía que aún había mucho dolor en su corazón, cierto día Nomi y Vima se encontraban paseando, cuando Vima corrió hacia el lago y fue atacada por 2 reptiles, pero antes de ser devorada fue salvada por su madre, quien sin saberlo utilizó el arcano poder Jedi de Meditación de Batalla (básicamente cuando uno imagina algo en su mente la Fuerza ayuda a que se haga realidad) para que los animales se atacarán entre si. Al regresar a la casa de su maestro, se enteró que Oss Willum iría al Sistema Onderon a ayudar al Maestro Arca Jeth y a sus aprendices en la pelea contra Freedon Nadd. Mientras tanto el Hutt que fue humillado por Thon, planeaba su venganza.

Nomi utilizando Meditación de Batalla.

De regreso en Ambria, Nomi es instruida por Thon en la naturaleza del Bien y el mal, incluso utilizaron un Holocron para que Nomi escuchará de las historias sobre Xendor y Ajunta Pall. Thon también le instruyó en la importancia de utilizar el sable de luz como una herramienta para trabajar en su concentración y quiso regalarle su sable de luz a Nomi, quien, recordando la muerte de su esposo, lo aceptó a regañadientes, y contempló la posibilidad de irse de Ambria. En este punto los esbirros del Hutt decidieron atacar Ambria, Thon le ordenó a Nomi tomar el sable de luz para que enfrenten juntos a sus enemigos, ella volvió a negarse, por lo que le pidió usar la Fuerza, a lo que también se negó, rindiéndose Thon, le pidió que huyera, y decidió entregarse.

Nomi al ver esto, recordó la habilidad con la que salvo a su hija, dándose cuenta de que era un poder Jedi, decidió utilizarlo para comenzar una pelea entre los sirvientes del Hutt, una vez que se encontraron absortos en ellos mismos, Nomi decidió atacar y liberar a su maestro, con la fuerza combinada de ambos, lograron que los matones huyeran de nueva cuenta. Más tarde Thon, reafirmó su creencia a Nomi Sunrider de que ella sería su mejor alumna y se convertiría en un gran Jedi. Al terminar su entrenamiento Nomi, es llevada al planeta Ossus, donde construiría su sable de luz bajo la atenta mirada del maestro Jedi Vodo-Siosk Bass.

Nomi y Thon en batalla.

Durante su estancia en Ossus, la situación en Onderon deterioró, por lo que los Jedi que se encontraban en ese planeta pidieron refuerzos, y Nomi Sunrider fue de las elegidas para ayudar a capear la tormenta.

Shoaneb Culu, y Nomi Sunrider, construyendo sus sables de luz bajo la supervisión del Maestro Jedi Vodo-Siosk Bass.

Este es solo el principio de la historia de Nomi Sunrider…la semana entrante hablaremos del Maestro Arca y sus aprendices.

¡Que La Fuerza los Acompañe!

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui