Para esta reseña se utilizó la versión de Nintendo Switch

Hablar acerca de Sonic Mania significa hablar de la historia de Sega, sobre cómo su franquicia más grande ha sido tratada de una forma que da mucha tristeza, donde en los últimos años sus juegos han sido lanzados a las carreras, defectuosos, mal hechos o simplemente aburridos, tanto así que hace un par de años, con la salida de Sonic Boom, parecía que este erizo azul ya había llegado al punto de no retorno, y que su franquicia moriría para siempre; esta es la historia de su renacimiento, y de cómo un fan pudo revivir lo que Sega llevaba años destruyendo.

Esto no es del todo cierto, después de todo no fue solo una persona la que trabajo en este proyecto, pero es fácil ver que el fanatismo y perfeccionismo de Christian Whitehead, mejor conocido como “Tax man” ayudaron mucho a su desarrollo. En un futuro, cuando hablemos de videojuegos hechos por fans, hablaremos sobre su carrera, y lo importante que será para la historia de los videojuegos el hecho de que la compañía con el juego del cual hacía fan games lo haya contratado, pero de momento esto es lo importante: Sega apostó por sus fans para hacer un videojuego que regresará a la vida su franquicia más importante, y funcionó.

Christian Whitehead, mejor conocido como Tax-man

Suficiente de historia, hablemos del juego en si, Sonic Mania es un platformer en 2D, hecho a la vieja escuela, si te llegaron a gustar los primeros juegos de Sonic, aquellos de la época del Sega Génesis, esta nueva entrega te va a encantar. La presentación resulta impecable, con un pixel art que muchos juegos del SNES y el Génesis envidiarían, una música digna de un título de sonic, y un diseño de nivel casi impecable, donde se arreglaron varios problemas comunes en los juegos de Sonic, dándole a sus diversos niveles, un toque fresco e interesante.

El título cuenta con 12 stages (más una batalla final) divididos en dos actos, cada uno con su propio jefe, quizás no suene como demasiado, pero gracias a su rejugabilidad, puede ser terminado en cinco o seis horas, mientras que completarlo al cien por ciento toma casi cuarenta horas, y todo esto por veinte dólares (360 pesos mexicanos en eshop de nintendo) es una buena inversión de tu dinero, que te hará pasar un muy buen rato de emoción y diversión.

Sonic Mania es un juego que puedes repetir una y otra vez, y en cada ocasión encontrar algo nuevo, la variedad de personajes, modos de juego, elementos ocultos, finales alternativos y rutas alternas dan para horas de diversión, y vaya que es una experiencia divertida, es lo más cercano que encontrarás a una montaña rusa en un videojuego. Nada se siente mejor que viajar a toda velocidad, esquivando los obstáculos que el juego pone en tu camino y avanzado por la parte superior del nivel, este es un sentimiento que desde “Sonic & Knuckles” no apreciabamos en un platformer ¡Y es asombroso!

El juego no es perfecto, aunque ha aprendido mucho de diseño de niveles con respecto a los Sonic de antaño, todavía se puede sentir la existencia de muchas muertes injustas, donde obstáculos a los que no se podía reaccionar aparecen de la nada, esto realmente no debería ser un problema, tomando en consideración el sistema de vida de Sonic, donde al tener un anillo en mano nada debería poder matarte, pero el juego rompe esta regla de oro en varias ocasiones, haciendo que el ser aplastado entre dos objetos suela contar como una muerte instantánea, muerte que usualmente se siente injusta, sobre todo si hace perder 10 minutos de tu tiempo al quedarte sin vidas y obligarte a reiniciar el stage por completo.

Además de esa frustración que llegue a sentir por muertes relativamente injustas, no tengo ningún otro pero con Sonic Mania, desde la presentación y la música, hasta el diseño de niveles, el juego trae consigo un sentimiento que hacía mucho no experimentaba, una sensación de diversión pura que pocos videojuegos proveen hoy en día, y definitivamente algo que no esperaba obtener de un juego de Sonic desde que tengo uso de razón, es por todo esto y más que aquí en Mad Men In a Box le damos 4.75 de 5 cajas, y te recomendamos infinitamente que juegues este gran título, en verdad vale tu tiempo y tu dinero.

 

 

Comprartir
Articulo anteriorThe Defenders
Siguiente articuloLa Speed Force

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui