Cuando comenzamos nuestro viaje hace un par de meses, les mencionamos de la existencia de Star Wars Infinities o Infinidades, historias breves e independientes que eran demasiado descabelladas para ser verdad y que solo se manejaban como ¿Qué pasaría sí?  Una de ellas, llamada Into the Great Unknown, publicada en Star Wars Tales en Mayo del 2003, relata lo siguiente.

Tiempo después de la batalla de Endor Han Solo y su fiel copiloto Chewbacca están siendo atacados por un Destructor Imperial y al menos una decena de TIE (del inglés Twin Ion engine) fighters. Mientras la computadora de navegación carga las coordenadas para dar el salto a velocidad Luz, el dúo utiliza todas las maniobras que conoce para escapar, pero el escape se complica ya que la computadora de la nave se encontraba errática, así que deciden dar el Salto a ciegas.

El Halcón Milenario siendo perseguido.

Cuando salen de la Velocidad Luz, se encuentran en un sistema solar (por cierto la leyenda en el cuadro aclara que ya no están muy muy lejos), Solo comenta que tuvieron mucha suerte al no caer en una estrella, mientras lo dice pasa 3 cuerpos celestes, uno de ellos naranja y enorme, otro amarillo con anillos y el último más pequeño de color rojo (¿suena conocido?). Para agravar la situación el Halcón Milenario perdió el funcionamiento de su propulsor trasero, por lo que nuestros héroes se ven forzados a hacer un aterrizaje forzoso en un planeta Azul verdoso.

El Halcón llega al Sistema Solar.

Al bajar de la nave, Solo comenta que el lugar le recuerda mucho a Endor, y que deben encontrar el asentamiento más cercano para reparar al Halcón, Chewbacca concuerda, al adentrarse al bosque, son atacados por un grupo de nativos americanos, sin mucho esfuerzo Chewbacca se deshace de ellos pero el precio fue costoso, Han resulta gravemente herido, y le hace saber al wookiee que no va a lograrlo, lo último que le pide es que lo regresé al Halcón; ya en su nave Han comenta que siempre pensó que Chewbacca moriría intentando salvarlo a él o a su familia (lo cual es una referencia a las leyendas) y posteriormente muere desangrado, Chewbacca gruñe afligido y los nativos utilizan la palabra Sasquatch (pie grande) al escucharlo.

Han Solo muere en los brazos de Chewbacca.

126 años después un Indígena americano, está guiando a 2 extranjeros hacia el lugar donde cayó el Halcón, ya que un museo les encargo atrapar a pie grande. El primer extranjero es un arqueólogo que se apellida Jones, y el segundo es un niño que responde al ápodo de Short, ambos deciden entrar a la nave, el Doctor Jones comenta que jamás había visto algo así, adentrándose a la cabina, encuentra los restos de Han Solo y comenta lo familiar que le resulta…tras pensarlo 2 veces decide irse del lugar y dejar al Sasquatch en paz. A la distancia podemos ver a un Chewbacca más viejo observando la escena.

Izquierda: El arqueólogo entra a la nave. Derecha: Indiana Jones encuentra los restos de Han Solo.

Si bien el arte no me parece espectacular la historia es bastante emotiva. Espero puedan leerla alguna vez.

De Izquierda a Derecha: Short Round, Indiana Jones y Chewbacca.

¡Que la Fuerza los acompañe!

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui