En el año 2004 siguiendo el éxito obtenido por la serie Clone Wars dirigida por Genndy Tartakovsky, Dark Horse Books decidió lanzar la serie de cómics conocida como Clone Wars Adventures, fueron 10 volúmenes en total, de 96 páginas que contenían de 3 a 4 historias, las cuales narraban eventos acontecidos en las Guerras Clónicas, el estilo de dibujo es fiel al de la serie, y las historias nos muestran a una gran cantidad de personajes en situaciones que van desde angustiantes a graciosas.

Droides B1 siendo destruidos por un Súper Droide de Batalla (B2).

La historia de la que hablaremos es protagonizada por los maestros Jedi Mace Windu y el Maestro Iktochi Saesee Tiin (la mayoría recordarán a Tiin por el Episodio III, es el Jedi con cuernos enormes que acompaña a Windu en la pelea contra Palpatine). La historia comienza con 2 paneles en los que se muestra a un escuadrón de droides de batalla marchando diligentemente sobre el planeta Iktoch, hasta que un Súper droide de Batalla cae encima de ellos y los destruye. En el siguiente panel, se observa al Maestro Windu que acaba de lanzar al droide con la Fuerza, y al Maestro Tiin comentando que el droide cayó a 3 km de distancia, mientras que el suyo había caído a 4, Mace se ríe y contesta que a veces la precisión es mejor que la velocidad.

Saesee Tiin y Mace Windu saltan a la acción mientras discuten.

El comentario anterior comienza un debate entre ambos maestros Jedi, sobre el viejo argumento del florete (la espada de esgrima) contra la espada larga (una espada medieval), el debate continua mientras ambos Jedi diezman los rangos del ejército droide de la Confederación, hasta que los Jedi se dan cuenta que los refuerzos droides están en camino, decidiendo unir fuerzas, los Jedi vuelven a utilizar telekinesis y hacen que una lluvia de droides caiga sobre los refuerzos (entre ellos un droide rueda IG-227). Tiin concluye que 2 espadas largas son mejores que una.

Destruyendo al Droide Rueda.

Sin embargo, su victoria no dura mucho, ya que del humo emerge un nuevo droide (un Ultra Droide de Batalla B3), muy similar a los Súper droides de Batalla, solo que mejor armado y mucho más grande. Este droide aniquila a los clones que acompañaban a los Jedi en su primer ataque, el maestro Tiin intenta usar telekinesis en el robot, pero se da cuenta, que tiene un escudo que lo protege de ella, por lo que deciden cegarlo y lisiarlo (atravesando su pierna), el droide cae, pero continua su ataque y decide lanzar misiles de calor contra los Jedi.

Aparición del Ultra Droide de Batalla.

Tiin estoicamente detiene uno de los misiles con la fuerza y lo redirige al droide, mientras que Windu, brinca para esquivarlo y trás realizar una serie de acrobacias, finalmente logra que el misil golpee a su dueño. Los Jedi se felicitan por haber realizado esas hazañas, hasta que el droide comienza a disparar de nuevo…Los Jedi deciden utilizar telekinesis sobre los restos del droide rueda y aplastar a su implacable atacante, terminando finalmente con la batalla. El Maestro Tiin decide que el debate fue concluido, diciendo lo siguiente: “Las armas no ganaron la batalla…Los Jedi lo hicieron”.

Saesee Tiin y Mace Windu luchando contra el Ultradroide de Batalla.

Es una historia llena de chistes y de 2 diferentes estilos para aproximarse a una situación, espero puedan leerla con sus propios ojos, esperamos sus comentarios y si quieren saber de otras historias no duden en decirnos.

“Las armas no ganaron la batalla…Los Jedi lo hicieron.”

¡Que La Fuerza los Acompañe!

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui