Una vez más tenemos una película/ serie de Netflix como protagonista de una de nuestras reseñas y esta vez nos traen a uno de los monstruos clásicos del mundo del filme pero en un formato bastante diferente en anime y con una historia que dista un poco del clásico Remake, como siempre avisamos que hay spoilers y que si no quieren que les arruine la película deberían de dejar de leer y regresar otro día.

Muy al estilo de Godzilla o Pacific Rim nos encontramos con que de la nada la humanidad se ve asediada por criaturas gigantes que vienen del fondo del mar (casual deciden que ya estuvimos en “paz” durante mucho tiempo) y la humanidad se une para enfrentarlas, con algunas batallas en su haber la humanidad parece acostumbrarse a los ataques hasta que una criatura mucho más poderosa surge y ataca a monstruos y humanos por igual demostrando que lo llaman el rey de los monstruos por buenas razones. Los intentos por destruirlo o aplacar su ira no consiguen resultados, haciendo de la Tierra un planeta en peligro y que será contactado por dos razas alienígenas que prometen ayudar a la destrucción del monstruo si se les otorga un lugar en la Tierra después de su victoria a lo que la humanidad accede… como en todo héroe que aparece demasiado temprano en la historia el esfuerzo de esta raza unida a la humanidad es destruido por Godzilla y no nos deja más opción que escapar del planeta en busca de un nuevo hogar para ser habitado por las tres razas (por alguna razón no cumplimos los sueños de Elon Musk y no vamos a Marte).

Tras veinte años de búsqueda las provisiones se comienzan a terminar, los últimos elementos de la raza humana se ven forzados a deshacerse de los miembros menos útiles de la tripulación y es aquí donde nuestro protagonista el capitán Harou Sakaki quien busca mantener a la humanidad unida (humanidad y razas alienígenas) es degradado por sus acciones en contra el comité (quienes rigen la nave en la que se transporta la humanidad) en un intento desesperado y con ayuda del Metphies (alien, sacerdote y amigo de Harou) logra convencer a la tripulación y al final al comité de volver a la Tierra a reclamar el planeta de la terrible bestia si es que se encuentra allí todavía (dado que han viajado por veinte años intercalando en el subespacio/hiperespacio el tiempo que ha transcurrido en la tierra es de veinte mil años).

Tras su llegada a la Tierra, el capitán y un equipo de elite descubrirán que el planeta ha cambiado y muy al estilo de After earth de Will Smith la vida ha evolucionado para ser hostil contra los humanos y peor aún Godzilla sigue rondando el planeta como quien pasea por su cocina sin saber qué es lo que fue a buscar. Esto solo representa un reto más para la humanidad ya que tiene un plan de como vencer a Godzilla, puesto que parece ser que el/ella tiene un punto débil que hasta el día de hoy se desconocía, esta será la esperanza que hará a nuestro protagonista librar varias batallas que darán esperanza a la humanidad para recuperar el planeta… pero hasta aquí nos quedamos con la esperanza de que vean la película y su continuación que aún no tiene fecha de lanzamiento.

Para mi es una buena película y el formato de anime nos da la oportunidad de ver un Godzilla distinto y sin limitaciones, una humanidad que ya vivió al mero estilo de Star Trek y que de todas formas extraña la Tierra y unas secuencias de acción con robots o mechas (como prefieran llamarles) y naves, dándonos una gran entrega original de Netflix, esperamos que su opinión sea parecida a la nuestra y que les agrade o que regresen y nos cuenten su opinión.

Peace Oot!

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui