Hace algunos años conocí a un chico que creció creyendo que no era particularmente bueno para ningún deporte, hasta que un día decidió jugar basketball y se dio cuenta que brincaba bastante alto y que corría más rápido que la mayoría de sus amigos. ¿Quién no ha descubierto una habilidad oculta como este chico? ¿Pero puedo esto pasarle a un droide? Eso es lo que el volumen 3 de Star Wars Adventures intentará responder.

Cassian Andor y K-2S0 saquean un carguero imperial.

Hace Mucho Tiempo En una Galaxia Muy Muy Lejana…

El Rebelde Cassian Andor y su inseperable Droide K-2SO se encontraban robando un carguero imperial, su misión era bastante sencilla solo debían robar todas las provisiones posibles, hasta que en una de las cajas encontraron a 3 pequeños wookiees…

Cassian decide llevar a los wookiees a un lugar seguro.

Sin titubear mucho Cassian decidió tomar a los 3 pequeños y a su leal droide al sector Barthan, donde encomendó a K-2SO hacer un campamento y cuidar a los wookiees por unas horas mientras él ayudaba en una redada Rebelde. Poco satisfecho con su encargó K-2 alegó que la crianza y el encanto no estaban en su programación, Cassian contraatacó diciendo que hasta ese punto K-2 había hecho un excelente trabajo cuidando de él, y sin más que decir subió a su nave dejando al droide a cargo.

Cassian y K-2 discuten sobre quien debe cuidar a Wyhyatt, D’Koetaa, y D’Lylaa.

Unas horas después nuestro droide ha terminado de montar el campamento y está intentando convencer a sus peludos amigos de ingerir el alimento que recién preparo, sin embargo, en unos instantes está se convierte en la menor de sus preocupaciones, cuando una manada de lo que parecen ser rinocerontes se precipitó hacia ellos. En escasos segundos K-2 se dio cuenta que un impacto letal era inminente, sin esperanzas el droide se dispuso a ser aplastado, hasta que milagrosamente una liana lo libró de ese destino, sorprendido se dió cuenta que había sido salvado por los pequeños wookiees.

K-2 es salvado justo a tiempo.

K-2 sugirió a los wookiees llegar a los árboles para salvarse del resto de la manada, ignorándolo los wookiees decidieron utilizar las lianas para montar a los “rinocerontes” K-2 sorprendido llamó a esta acción una mala idea y una solución brillante. Sus monturas los llevan hasta un lago donde nuestros héroes deciden bajar y descansar un rato, complacido K-2 les dice a los wookiees que efectivamente son invaluables.

Montando a los “rinocerontes”.

Al día siguiente Cassian y una celda Rebelde regresaron al planeta en busca de K-2 y los Wookiees, Cassian le informó a K-2 que la redada había sido un éxito y que la Rebelión encontró un nuevo hogar para los pequeños, K-2 a su vez le informó a su amigo que todo estaba bajo control y que probablemente un ser suave como Cassian no habría aguantado los rigores de cuidar a un grupo de Wookiees.

K-2 y Cassian se preparan para llevar a los pequeños wookiees a su nuevo hogar.

¡Y así es como un droide encontró que podía desafiar a su programación básica y aspirar a más!

¡Que la Fuerza los Acompañe! ¡Siempre!

 

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui