La humildad pudo haber detenido una Guerra intergaláctica. Si tan solo Exar Kun hubiera aprendido de buen grado las enseñanzas de Vodo-Siosk Baas. Si tan solo Uli Qel-Droma, hubiera escuchado a sus compañeros. Si tan solo…

Hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana…

Deneba.

Después de la batalla de Korbos Mayor, la Organización “Krath” decidió declararle la guerra a la Orden Jedi. debido a esto la Orden Jedi decidió reunir a sus miembros en el planeta Deneba donde discutieron sobre el destino de la Galaxia. El enclave fue precedido por el venerable Maestro Jedi Odan-Urr quien moderaba el debate usando telepatía. Odan-Urr cedió la palabra a Nomi Sunrider y a Ulic Qel-Droma quienes contaron los eventos de la batalla.

Enclave Jedi en Deneba.

La Orden consternada cuestionó la experiencia de los jóvenes Jedi para liderar un ejército, por lo que el Joven Qel-Droma a su vez cuestionó el método de guerra abierta por el que la Orden y la República optaron. Por lo que Ulic, propuso un plan alterno que consistía en infiltrarse a la organización, aprender sus secretos y destruirla por dentro, sin dudarlo los Jedi de más edad la rechazaron, debido a los peligros que implicaba adentrarse en el camino de la Obscuridad. Mientras su hermano discutía Cay Qel-Droma notó para sus adentros que los droides presentes en la reunión actuaban de manera extraña…

Arriba: Odan-Urr precidiendo el Enclave Jedi. Abajo: Ulic y Nomi comparten su experiencia con el Enclave.

Korriban.

Guiado por el pergamino de Naga Sadow y el Espíritu de Freedon Nadd, Exar Kun llegó por fin al planeta de los Señores Obscuros de los Sith donde procedió con su “investigación arqueológica”. Al acercarse al valle de los Señores Obscuros, Kun fue atacado por los cadáveres de saqueadores de tumbas, quienes fueron reanimados por los espíritus Sith del lugar. Nadd urgió a Kun a buscar refugio dentro de una tumba. Al sentir el poder obscuro del lugar, Kun intentó regresar a su nave, pero fue detenido por un derrumbe en la entrada del lugar.

Exar Kun en Korriban.

Sin más opciones Kun siguió su camino hasta que llegó a un cristal donde se encontraban capturadas las almas de Jedi que antiguamente habían desafiado a los Sith. Nadd, decidió romper el cristal lo que causo que el techo de la tumba colapsará sobre el joven Jedi. Al recuperar el conocimiento Kun se dio cuenta que todos sus huesos se habían quebrado, por lo que pidió la ayuda de Nadd, quien le dijo que el único modo de salvarse en ese momento era entregándose a la Obscuridad. Asustado Kun pidió ayuda a su maestro Vodo-Siosk Baas.

Nadd tentando a Exar Kun.

Hiperespacio.

Camino a Deneba Baas sintió la plegaria de su estudiante, por lo que rápidamente ordenó a Crado y Sylvar tomar los controles de la nave, mientras el meditaba en la luz para proteger a su estudiante herido…sin embargo sus esfuerzos fueron detenidos por el espíritu de Nadd.

Vodo-Siosk Baas medita para proteger a Kun.

 

 Korriban-Deneba.

Quebrado, Kun se entregó a la Obscuridad, y en unos instantes su cuerpo se regeneró. Al levantarse se dio cuenta que ahora podía leer los símbolos en las tumbas de los Sith, pero su sorpresa duro poco ya que los guardianes de la tumba comenzaron a atacarle, y como cereza del pastel, Nadd le arrebato su sable de luz, recurriendo nuevamente al lado Obscuro Kun terminó con sus enemigos. Orgulloso Nadd le ordenó ir a Yavin 4 donde encontraría el conocimiento dejado por Naga sadow.

Kun utiliza el lado obscuro para terminar con los guardianes.

Mientras el lado Obscuro reclamaba el alma de Kun, las cosas se complicabaron en el Enclave Jedi de Deneba. El Krath consiguió infiltrar una nave cargada con droides asesinos en los rangos de los Jedi. Llegado el momento la nave soltó su cargamento sobre la superficie del planeta, sembrando el caos entre los presentes. En el centro del conflicto se encontraban el maestro Arca y sus aprendices, quienes usando la Fuerza (*) y sus sables de Luz consiguieron terminar con los enemigos. Pero la victoria tuvo un enorme costo, al salvar a Ulic, Arca Jeth fue asesinado, Feliz Arca Jeth se hizo uno con la Fuerza.

Arca Jeth, Qrrrl Toq y Cay Qel-Droma destruyendo droides del Krath.

Al terminar la batalla Nomi Sunrider intentó consolar a un destrozado Ulic Qel-Droma, quien decidió seguir con su plan de infiltrarse a la organización a pesar de las advertencias de su amiga.

Arca Jeth se une a la Fuerza.

Todas las piezas que culminarán en la Gran Guerra Sith ya están en el tablero, solo falta que 2 de ellas se unan. Los esperamos en la próxima entrega.

Ulic le cuenta a Nomi que planea seguir con su plan.

¡Que la Fuerza los acompañe!

*Mechu macture: Poder desarrollado durante la vieja República que permitía a los Jedi utilizar la Fuerza para sobrecargar y dañar sistemas electrónicos como droides.

1 Comentario

  1. […] Al llegar a la cuarta luna de Yavin, Exar Kun fue recibido por el espíritu de Freedon Nadd quien le contó a Kun, que los templos que yacían frente a él habían sido construidos por los Massassi mil años atrás y que Kun podía gobernarlo, Molesto y aun sintiéndose culpable por su caída a la obscuridad Kun le ordenó a Nadd dejarle en paz, renuente Nadd lo abandonó. Adentrándose en el bosque Kun fue atacado por una horda de Massassi, Kun al intentar defenderse notó que no le era posible utilizar el lado Luminoso de la Fuerza y en breve fue derrotado. […]

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui