Han pasado 27 años desde la primera vez que se mencionó al Código Jedi, y desde entonces solo ha ido creciendo la información que los mortales poseemos de él, al grado que sigue siendo un tema que genera bastantes discusiones entre los fanáticos de la saga, ¿acaso el Código Jedi es algo tan desalmado como parece? O ¿solo son normas de comportamiento bastante incomprendidas?

Además de haberle inyectado vida en los 90 a Star Wars, esta novela fue el primer lugar donde se mencionó al código Jedi.

*Debido a la escasa información en el canon actual se usará información de las leyendas.

Lo primero que tenemos que hacer es definir el código “Es un conjunto de normas que pretendían establecer, regular y mantener el comportamiento de todos los Jedi” (seamos sinceros, no puedes tener a miles de personas superpoderosas haciendo todo lo que se les venga en gana por todos lados). Lo siguiente que debería interesarnos es la historia del mismo…el problema es que no tenemos idea quien lo escribió, ni cuando, pero lo que si podemos ofrecerles es la versión más antigua del mismo que dice así:

Emoción, a pesar de ella, paz.

Ignorancia, a pesar de ella, conocimiento.

Pasión, a pesar de ella, serenidad.

Caos, a pesar de él, harmonía.

Muerte, a pesar de ella, la Fuerza.

La Maestra Jedi Depa Billaba recita la primera versión del Código mientras medita.

Creo que está primera versión da una mejor idea de como debe leerse el Código a diferencia de la versión que el Maestro Jedi Odan-Urr, refino años después que quedo algo así:

No existe emoción, solo existe paz.

No existe ignorancia, solo existe conocimiento.

No existe pasión, solo existe serenidad.

No existe muerte, solo existe la Fuerza.

El primer cambio que podemos observar es la negación, por alguna razón el Maestro Jedi consideró que estas cosas podían dejarse de lado por completo, y la siguiente es que eliminó el precepto que hablaba sobre caos y armonía, lo cual es bastante desconcertante y visto de este modo…si parece algo sumamente brutal, afortunadamente a lo largo de la educación de un Jedi, se le enseñaba a interpretar esta parte del código.

El Código Jedi “refinado” por el Maestro Odan-Urr.

Si nos lo permiten es hora de desglosar esos 5 preceptos.

No existe emoción, solo existe paz.

Deben saber que para un Jedi existen 3 pilares en su educación, la Fuerza, el conocimiento y la maestría de uno mismo, y es este último pilar el que aborda este precepto. Los Jedi no solo eran monjes guerreros, dentro de sus filas había también científicos y educadores, sería tonto pensar que un maestro iba a pedirle a otros seres que suprimieran sus emociones, lo que se les pide a los Iniciados es que cuando se sienten molestos o tristes es que encuentren la causa de las mismas, que se les enfrente, y que se les acepte, que se den cuenta que a pesar de sentirse abrumados, ellos pueden seguir adelante, digamos “no eres lo que sientes, ni lo que piensas que sientes”. Finalmente ¿cómo puede alguien dedicar su existencia a cuidar de las otras formas de vida de la galaxia si al menos no es capaz de sentir admiración y compasión por los que le rodean?

Un Padawan meditando.

No existe ignorancia, solo existe conocimiento.

Yoda alguna vez dijo que el conocimiento ilimitado requería de tiempo ilimitado…y si eso lo dijo alguien que vivió 900 años ¿Qué pasaría con los demás? Sería sumamente arrogante pensar que un mortal va a saberlo todo en algún momento y los Jedi lo saben, lo que también entienden es la importancia de estar lo mejor preparados posibles para lo inesperado, y de ahí que tengan una de las bases de datos más grande de la galaxia en su Templo, que incluye conocimientos que van desde ciencias sociales hasta ingeniería. Otro punto que toca este precepto es la importancia de mantener una mente abierta, ya sea para solucionar una situación o incluso para arrojar en cualquier momento una creencia errónea al bote de basura.

Los Archivos Jedi, una de las bibliotecas más completas de la galaxia.

No existe pasión, solo existe serenidad.

Este precepto y el primero son bastante parecidos, la diferencia radica en que este es aplicable a situaciones sumamente estresantes, las cuales son abundantes en la vida de los Jedi. El ejemplo más sencillo es, imaginar que se nos ordenó infiltrarnos a un sindicato del crimen y que nuestra cubierta fue descubierta, y en unos minutos estamos rodeados por 10 asesinos, obviamente nuestras hormonas van a hacer de las suyas, y nos van a obligar a pelear o a huir…y es aquí donde todos esos años de entrenamiento deben hacerse notar, donde una cabeza fría puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte (y no solo la propia, para los Jedi la vida es sagrada y tomar una vida innecesariamente no se ve con los mejores ojos).

No existe un mejor ejemplo de este precepto para mi. Un Sith arriba de él y el abismo debajo, dentro destruido por la muerte de su Maestro, el Joven Obi-Wan consigue calmarse lo suficiente para salvar su vida.

No existe caos, solo existe harmonía.

Este es un poco complicado de entender, los Jedi creen que la Fuerza está en todo y en todos, que se expande más allá del tiempo, el espacio y la materia. Por la misma razón los Jedi entienden que todo lo que sucede tiene una razón de ser, que las dificultades en su vida, o en las que se pueda ver sumergida la galaxia son parte de un gran diseño, incluso aceptan que sus errores pasados, tuvieron que ser así. Sin embargo, los Jedi saben que todos somos libres de elegir el camino que deseemos.

Al meditar un Jedi puede expandir su mente por el tiempo y el espacio.

No existe muerte, solo existe la Fuerza.

Al ser la Fuerza un campo de energía que se encuentra presente en todo y todos, los Jedi saben que al morir una persona, no es el final del camino, si no que estas se unen a la Fuerza, y que por ende esas personas nunca los dejan realmente; “Regocíjate por los que te rodean que se unen a la Fuerza”, finalmente lo que los Jedi deben entender es que todo es transitorio. El precepto también hace referencia al antiguo poder que permite a un Jedi a través del desapego y la compasión unirse voluntariamente a la Fuerza y que le permite conservar su identidad para poder seguir aconsejando a los vivos.

Fantasmas de la Fuerza de Anakin Skywalker, Yoda y Obi-Wan Kenobi.

Como pueden ver está sección del Código no puede y no debe leerse textualmente, hacerlo ha creado muchos malentendidos, espero que esto haya dejado las cosas un poco más claras, y si les interesa saber más del Código hágannoslo saber. No olviden dejar sus comentarios y sus likes si les gusto el artículo.

Grupo de Jedi discutiendo.

Y recuerden ¡La Fuerza estará con Ustedes! ¡Siempre!

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui