“El mejor de todos, el estudiante más fuerte sería ¿Verdad? ¿El más sabio?  ¿El más docto en los caminos de la Fuerza? El mejor de todos, Dooku sería. ¡Nuestro más grande estudiante! ¡Nuestro más grande fracaso!” De este modo, 6 meses antes de concluir las Guerras Clónicas, es como Yoda describe al Jedi que alguna vez entreno… ¿En verdad Dooku era tan poderoso?  Es hora de revelar este misterio.

Yoda, frente a Lorian Nod y un joven Dooku.

*Este artículo contiene información del Canon y las Leyendas de Star Wars.

Si bien es cierto que buena parte de la carrera Jedi de Dooku está envuelta en misterio, sabemos lo siguiente: desde corta edad Dooku demostró ser un prodigio ya que aprendió rápidamente todas las habilidades que le enseñaron otros Jedi, y que incluso recibió lecciones privadas de combate de sable de luz con Yoda. Una vez que Dooku fue elegido como aprendiz del afamado Jedi Thame Cerullian, las habilidades del joven Jedi crecieron exponencialmente.

De Izquierda a Derecha: Los Jedi Yoda, Qui-Gon Jinn, Dooku y Tyvokka.

Debido a su naturaleza competitiva y a sus orígenes aristocráticos Dooku decidió especializarse en la segunda forma de combate con el Sable de Luz: Makashi, que se enfocaba sobre todo en el combate contra otro sable, lo que ocasionaba que quienes la estudiaban arduamente se convirtieran en duelistas expertos. Ya que Dooku creció en una época en la que los duelos de sable de luz eran raros, y dominaban los blaster, su selección hasta cierto punto fue bastante rara para sus contemporáneos, pero gracias a su dedicación a la forma consiguió sobrepasar las debilidades de la misma, pudiendo regresar disparos de blaster sin esfuerzo e incluso enfrentarse a múltiples adversarios a la vez. Por si fuera poco, el Jedi, aprendió lo suficiente de las otras 6 formas de combate de sable de luz, para poder enseñarle a pelear al General Grievous durante las guerras clónicas. Incluso fue capaz de vencer a Mace Windu en una sesión de entrenamiento, convirtiendolo en el segundo mejor espadachín de la Orden, solo después de Yoda. Sus habilidades eran tales, que Darth Plagueis y Darth Sidious lo llegaron a considerar una amenaza.

Dooku entrenando al General Grievous.

Con el paso de los años Dooku, se convirtió en un afamado instructor de telekinesis en el templo Jedi, se sabe que desde corta edad era capaz de levantar objetos increíblemente pesados con facilidad por medio de está habilidad. También aprendió lo suficiente de la Fuerza viva para poder curar su cuerpo de enfermedades mortales en cuestión de minutos, e incluso poder comunicarse con otros seres vivos y en casos más extremos obligarlos a hacer su voluntad. Una habilidad particularmente rara de Dooku fue la capacidad de realizar funciones multitareas con la Fuerza. Uno de los mejores ejemplos es su primer duelo contra Anakin Skywalker en la batalla de Geonosis, en el cual, utilizo telekinesis y la habilidad de relámpago de la Fuerza en Anakin al mismo tiempo.

Dooku dando una lección de Telekinesis en el templo Jedi.

Al caer al lado obscuro, Dooku tenía poco que aprender sobre la Fuerza, aprendió a usar los aspectos más agresivos de ella como la capacidad de asfixiar y usar relámpagos con la Fuerza, además, Sidious le enseñó la habilidad conocida como meditación Qey’Tek, que le permitía ocultar su presencia en la Fuerza. Debido a su avanzada edad, durante las guerras clónicas Dooku utilizó los poderes Valor, y Velocidad de la Fuerza para derrotar a numerosos enemigos, lo que aunado a su eficiente juego de pies y estilo que desviaba y reflejaba ataques gastando la menor cantidad de energía posible, lo convertían en alguien con el que uno no debía toparse.

Dooku usa la habilidad conocida como relámpago de la Fuerza para atacar a Anakin Skywalker.

Se lo que se están preguntando, si Dooku era tan poderoso ¿cómo lo venció Anakin Skywalker? La respuesta es un tanto complicada, por un lado mientras Dooku estaba esperando que Kenobi y Skywalker llegarán a rescatar al Canciller, el Sith nos regaló un vistazo de su estado ese día, en el que recalco que se sentía demasiado cansado de jugar al villano, y que estaba sintiendo el cansancio de cada día de sus 83 años. Y la segunda razón y quizá la más importante es que el estilo de combate de luz del Sith, tenía una seria desventaja contra el estilo de combate de Skywalker… Al ser un estilo muy viejo y enfocado en combate de sable de luz, el Makashi es bastante parecido a la esgrima histórica, fluido, elegante, veloz, pero un golpe, no genera suficiente fuerza ya que generalmente solo se usa una mano, mientras que el estilo de Skywalker, la quinta forma de combate con el sable de luz, es una mezcla entre kendo y combate medieval, un estilo fuerte y agresivo, diseñado para romper defensas y hacer retroceder a tus enemigos, si a esto le agregamos la diferencia de edad, y fuerza física y el enojo de Anakin que lo hizo utilizar brevemente el lado obscuro, nos da el resultado de un Dooku, completamente derrotado.

Dooku antes de ser derrotado por Anakin Skywalker.

Por si fuera poco, el Conde era increíblemente carismático y era un poderoso orador, habilidades que en conjunto le permitieron convencer a numerosos líderes planetarios de comenzar un movimiento separatista, también era un ser increíblemente inteligente capaz de manipular y engañar a las mentes más agudas de su época.

Busto de Dooku en los archivos Jedi.

Habiendo considerado lo anterior, podemos decir que Dooku fue uno de los usuarios más poderosos de la Fuerza de su época y probablemente de la historia galáctica, solo superado por Yoda y Sidious en cuanto a conocimiento y técnica…y por Anakin en cuanto a potencial. Esperamos que el artículo haya sido de su agrado. No olviden dejar sus comentarios y likes, y recuerden…

¡La Fuerza estará con ustedes! ¡Siempre!

“Es bastante huraño, bastante autónomo, obviamente es completamente audaz. Es extremadamente inteligente, tal vez, más que cualquiera a su alrededor. Obviamente es un hombre de inmenso poder. Supongo que las cuestiones de moralidad no pasan por su cabeza. No es inmoral, es amoral. La moralidad no es una palabra que figure siquiera en su vocabulario. Él es poder.”

Christopher Lee.

Christopher Lee y George Lucas durante la filmación del “Episodio II: El Ataque de los Clones”.

 

Deja una respuesta

deja un comentario
Tu nombre aqui